lunes, 24 de noviembre de 2008

¿Entonces?


La noticia de divulgación científica que más me ha impactado es que uno se puede quedar ronco de pensar. Parece que el pensamiento activa las cuerdas vocales aunque no pronuncies ni una sílaba. 

Hay conocimientos que mejor no tenerlos. De no saber eso no me preguntaría durante un segundo de angustía si tengo voz cuando llaman a la puerta o suena el teléfono.

He cambiado de lámpara.  Si supiera darle la debida importancia a este cambio de luz no me quedaría ronca.  Además tengo buenos consejeros. Mi padre me dijo ayer, mientras me explicaba otra vez la crisis:

-Marta no pienses en nadie, ni siquiera en tí misma.


Robert Y Shana Parkeharrison


4 comentarios:

antonio dijo...

Entonces con esos consejos se puede llegar al arrobo místico en plan ateo, joé con tu padre, qué tío.

Besos.

Antonio.

Marta Sanuy dijo...

En el próximo viaje a Zaragoza os esperamos a comer a los Ezpeleta los Sanuy. Que vas a disfrutar.

Tiene más versiones Matías, es budista humorístico, toda la vida me ha dicho

-Tú antes de ponerte a pensar estira los dedos y cuenta hasta diez

un abrazo

Anónimo dijo...

-pero ¿cómo te vas a enterar de lo que esta pasando si se te va el tiempo analizando?

le he oído decir yo bastantes veces.

mp

antonio dijo...

Aceptamos la invitación, de verdad. Prepara un peit suis de postre para el pequeñín; grabaré los mensajes cifrados de tu padre con el fin de pensar y hablar-escribir tras diez segundos: me vendría muy bien antes de rebuznar y saltar cual guepardo metiendo la pata hasta el corvejón.

Besos.

Antonio.