sábado, 14 de enero de 2017

Invirtiendo preguntas.




Estuve leyendo unas buenas memorias de Rulfo y llegué a la conclusión de que los que le preguntaban ininterrumpidamente por qué no escribía fueron los que le impidieron escribir. Hay temperamentos que no soportan ciertos ruidos ambientales. Y me da que don Juan tenía lo suficientemente fruncido el ceño como para vengarse de esas demandas que no lo dejaban escuchar. A su modo siguió escribiendo. Claro. Porque escribir es sobre todo la afición de pasarse la vida buscando palabras exactas. Las anotes o no.


Luego  me pregunté mucho rato por qué no se interroga al revés: por qué no se les pregunta con que fin siguen escribiendo a todos aquellos que pergreñaron unas cuantas páginas felices y luego se han pegado la vida enturbiándolas,  echándoles repeticiones y nimiedades encima una vez que habían logrado nuestra atención,  título tras título, sin ningún respeto hacia nuestro tiempo, convencidos de poseer “el dón”  porque un buen día los bendijo el mercado.









lunes, 9 de enero de 2017

Robert Frost







Las aves que llegaban a través de los aires
Por ventanas rotas entraban y salían
Con su rumor semejante al suspiro que damos
De mucho demorarnos en lo que ya ha ocurrido.

martes, 3 de enero de 2017

Escribir es el más sofisticado de los ejercicios respiratorios.





Andreas Franke




Pero también procede quedarse mucho tiempo imaginario bajo el agua, observando, mirando, viendo como se aclara y se enturbia, y aguantando la respiración.







miércoles, 21 de diciembre de 2016

¿Qué hay que hacer en caso de incendio?












¡¡¡¡Dejar que arda!!!!!





Pd. Estaba leyendo "Metáforas que nos piensan" y me salté a esa película.
Cómo no hacerlo después de leer un poquito del guión.

-Tienes razón, madero. Los frentes ya no están a la derecha o a la izquierda de la barricada. Sino entre los que triunfan y el par de idiotas fieles a sí mismos"

domingo, 18 de diciembre de 2016

Hay plantas que no crecen si no las cuidas y otras a las que hay que dejar en paz para que monten un escándalo de colores: el jazmín, el amaranto, la flor de la pasión, los rosales, el laurel...


Andy Goldsworthy

Razón
.
Sucesión de sonidos elocuentes movidos a resplandor, poema
es esto
………..y esto
…………………..y esto
Y esto que llega a mí en calidad de inocencia hoy,
que existe
…………………porque existo
………………………………………..y porque el mundo existe
y porque los tres podemos dejar correctamente de existir.
Juan Larrea

Yuhuu, releyéndome he decidido citarme, son tiempos de comillas. Gracias por la inspiración, Flaubert:


  "...de documentar la necedad, el no pensamiento, de forzar la mirada y girar un poco el caleidoscopio verbal, lo justo para que viésemos que debajo del teatro, del gesto, de un acuerdo de sonámbulos con un lenguaje narcotizado, no había nada"
 "Nunca es un engaño rentable diseñar la vida por adelantado y luego rellenarla con la cera caliente de la insatisfacción."
"El drama de Emma es que es incapaz de producir su propio discurso, vive poseída por el más alienado de lo amoroso, un lenguaje vacío, el simulacro verbal de sentimientos que, además, pierden su efectividad erótica con la repetición. Para ella todo lo que es inmenso pronto se convierte en diminuto. No en vano inaugura el consumo como calmante para su ansiedad ininterrumpida."

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Una oscura pradera me convida...








Una oscura pradera me convida,
sus manteles estables y ceñidos,
giran en mí, en mi balcón se aduermen.

Dominan su extensión, su indefinida
cúpula de alabastro se recrea.
Sobre las aguas del espejo,
breve la voz en mitad de cien caminos,
mi memoria prepara su sorpresa:
gamo en el cielo, rocío, llamarada.

Sin sentir que me llaman
penetro en la pradera despacioso,
ufano en nuevo laberinto derretido.

Allí se ven, ilustres restos,
cien cabezas, cornetas, mil funciones
abren su cielo, su girasol callando.
Extraña la sorpresa en este cielo,
donde sin querer vuelven pisadas
y suenan las voces en su centro henchido.

Una oscura pradera va pasando.
Entre los dos, viento o fino papel,
el viento, herido viento de esta muerte
mágica, una y despedida.
Un pájaro y otro ya no tiemblan.



José Lezama Lima

lunes, 12 de diciembre de 2016

Regreso a los propósitos.








Uno cree ser uno mismo toda su vida. Por eso hay que ir de tanto en tanto muy lejos, por lo menos hasta donde puedas perderte de vista

domingo, 4 de diciembre de 2016

Un árbol, una roca, una nube.



Estoy en cada uno de mis relatos, decía la pizpireta, y si no estoy aún, ya estaré.

Si me preguntaran con quién me gustaría pasar la tarde me pondría a titubear, confusa, nerviosa, un poco ofendida.

Pero si estoy sola, lúcida y llueve, me abrigo con la abuelita Carson, sin titubeos.


-No lo estoy explicando bien. Lo que pasó fue esto. Ahí estaban esos sentimientos hermosos y esos pequeños placeres sueltos, dentro de mí. Y esta mujer era para mi alma algo así como una cinta que los ataba. Hacía pasar por ella esos poquitos de mí mismo y salía completo. ¿Me sigues ahora?

viernes, 2 de diciembre de 2016

Y la Arse, que ni callaba ni calla, dice continuamente




¡Qué estará tramando esa chica que está tan callada!

jueves, 1 de diciembre de 2016

Pronto vamos a necesitar un interprete para averiguar qué estamos diciendo. (Godard)

Han vuelto a picarme las manos, sólo cuando me pican de verdad escribo. A veces noto un picorcillo suave en cada dedo, otras un picotazo violento en el índice, entonces pienso, “ay, ya me ha venido una palabra". Y la apunto (o las apunto, si vienen en grupo tartamudeando una frase).

Luego me encuentro con sus carcasas tiradas en la libreta, como si hubieran decidido mudar de piel entre mis notas y marcharse.


De cuando en cuando también me encuentro confusos sentidos disfrazados.