sábado, 20 de junio de 2015

Le puse coco a la celebración múltiple de los cincuenta.



 Las fiestas grandes fueron en sus casas verdes, mis refugios. Primero una cena con María Jesús y Emma, las conversadoras, en el romeral, al día siguiente otra con el ministro de agricultura en su vergel y, como acto central, la comida con Puri . Puri es la reina de los pucheros en kilómetros a la redonda, la que se inventa la comida de un club de golf. Con ellos cerca he logrado disfrutar de los otros posibles oficios durante toda la vida, y eso une.

Decía Canetti que muchas cosas se arreglarían si todos tuviesemos cuatro o cinco profesiones:  egos mal cimentados se irían al garete y levitarían otros al descubrir que somos excelsos, una nulidad o mediocres, simultáneamente y dependiendo de en qué.

Todavía no he terminado con los fastos, habré de hacerle un hueco a los literatos.



2 comentarios:

Super8mm dijo...

Pues muchas felicidades.

https://www.youtube.com/watch?v=kfYuSz-NCBM

Marta Sanuy dijo...

Que gustazo el suyo. Gracias, Aurelio, se te sigue echando de menos un montón. Besicos.