martes, 2 de agosto de 2016

Un hombre entra a un restaurante







Un hombre entra a un restaurante
Ordena un par de huevos con salchicha
Pan tostado y café
Sale, y encuentra un mundo que se desmorona
Un hombre sale del mundo
Para entrar a un restaurante.

                                            Juan Cruz Moctezuma


(el poema que con más matices y en más escenarios he oído recitar)

3 comentarios:

Gabriela Lamas dijo...

Todos tenemos nuestras maneras de fugarnos de la realidad. La trivialidad de nuestro entorno extingue nuestra singularidad haciendo entonces que busquemos el dominio de nuestros sentidos con la mas mínima alteración para entonces apoderarnos de nuestro efímero momento en un estado casi clasificado como paz, casi.

Iván dijo...

En los peores momentos reservaba dos euros diarios para el desayuno del bar. Precioso y preciso.

Marta Sanuy dijo...

Me alegro muuuucho de que os guste. Precioso y preciso suelen ser compis Ivan.

Saludos