miércoles, 20 de enero de 2016

En y señalar hacia: compartir pues.



Eso significa enseñar, y por eso tengo tantas ganas, porque me siento como cuando llevo a los amigos al embarcadero, a veces vamos recto, pero otras nos encontramos con barro el camino de siempre y tenemos que elegir, entre todos, otros senderos. Y un día, cuando alcanzamos la orilla, María José nos desveló secretos de este río, que hasta es primo del Nilo. La última expedición fue con Auke, y nos adentramos en un bosque de tamarit del que parecía imposible escapar, mientras, él repetía como un conjuro las últimas palabras que había aprendido: “tamarit, alcachofa, lodazal y aventurita, tía Marta”.


Señalar es sólo abrir fuego para que los demas te digan; MIRA. Y creo que es el mejor camino para aprehender.

No hay comentarios: