martes, 9 de diciembre de 2014

Monólogo desordenado sobre las tecnologías y los otros diálogos



Emma Frost


Me encanta la geometría, acabo de leer un artículo sobre Fb y aquí estoy haciendo mis cuentas para convertirlas en un dibujito.

Luego he pensado también que me gusta mucho chatear con los cercanos. Tiene un nombre bien feyo eso que puede resultar tan rico, a “chatear” le viene la mala fama del sonido, pero permite comunicarse en un tiempo abierto que relaja. Me explico.

Creo que serán otro género las conversaciones escritas, hemos ido aprendiendo a hablarnos-escribirnos al suave, despacito y con buena letra, pensando, borrando obviedades, mientras hacemos otras cosas, en otro tiempo de atención, respondiendo a veces horas o días después. O a quedar para tomarnos un té y hablar concentradas y seguidito un par de horas Kivu-Utebo. O a mantenernos al corriente de los avances y retrocesos Utebo-Acajutla. Y ahora me acuerdo de una noche vieja que pasó de solitaria y aburrida a un fiestón agrícola-poético con Vladimir.

Siempre me planteo rescatar fragmentos de chat para guardarlos aquí. Y quizá reescribirlos, pero poco.

Uno de ayer con Tati:

-No llego a ningún sitio con un adjetivo como absurdo, cuéntame alguno.
-Ayer mi tío Jacinto me dió ochocientos euros por conseguirle palillos de contrabando.
-Pero eso no es un sueño, es un micro.
-Porque lo digas tú. Pero al menos tengo liquidez onírica.
-jajaja

Y desaparecimos. Podemos chatear años seguidos todos los días y luego dejarlo y pasarnos a la vida real, o al teléfono, hasta a Fb, esas danzas son sobre todo con la Santón. O callarnos hasta que nos reencontramos física u oníricamente y luego dedicamos un mes a ponernos al día, los poéticos silencios de la niña B.

Cada canal tiene sus torturas y sus encantos, denostar uno equivale a decir algo como "este teléfono no dice más que tonterías" . Y es que todo depende.

Pd. Por si hay curiosos, voy llegando a conclusiones.
De mis amigos desconocidos personalmente hay tres que ya puedo llamar asi: Isabel y Joaquina, que llegaron del blog, y Aurelio. Con Isabel compartía a dos amigos reales importantes para ambas, lo descubrimos luego, Aurelio es amigo de Isabel y de un amigo real. .¡Con Juaquina ya he pasado una tarde!

Otra Posdata:
La simultaneidad sí importa, mientras escribo esto Vladi aparece en forma de me gusta y no puedo evitar decirle corriendo porque sé que está:

-Telepatía chavo, acabo de ver esta foto y te la mando porque me ha provocado un ataque de optimismo. No porque esté sexi, que lo estoy (Almuñecar se llamó antes Sexitania, así que el gentilicio es sexi, incluso hay un parque del loro sexi) Te la mando para que veas la altura del judiar, la fertilidad del barranco. Lástima que no puedas ver lo que yo estaba mirando ¡las calabazas convertidas en abalorios de aguacatero!







2 comentarios:

Perestroiko2009 dijo...

Chst, Marta, no digas que me has encontrado de amigo en la red, que si se entera Gunther Anders le tengo toda la noche de morros.

Marta Sanuy dijo...

No te preocupes que no se va a enterar, ¡pues eres poco discreto!

besicos.