viernes, 4 de mayo de 2007

Lucrecia Martel


Nada mejor que mirar sin prejuicios. Como los presocráticos, cuya mirada siempre es imprescindible porque miraron por primera vez, eso me dije yo a la salida de la filmoteca (gracias Leandro por esos programas suculentos desde siempre) cuando vi "La ciénaga" y tuve la certeza de que me acababan de regalar una mirada nueva, no contaminada, entonces pensé que Lucrecia Martel era imprescindible aunque seguramente pasaría desapercibida.

Ahora acabo de leer una entrevista con ella en el país-olimpo, y me alegro. Dice:

"El cine que a mí me gusta transitar-como espectadora y directora-es el de la ambigüedad, que no genera nada radical, que no va a cambiar el mundo, pero que al menos propone un territorio menos seguro. Política y vitalmente no hay nada tan peligroso como creer que hay un lugar hecho, dado, y que es inamovible"

y dice también.

"Hay un esfuerzo grande por que las cosas sean solo de un solo modo y hay una zona de disfrute que no tiene por qué tener nombre, no tiene por que ser nada. El deseo va por sitios no previstos donde me interesa estar, esa zona donde rotular es difícil: no es amor de pareja, no es incesto pero tampoco una relación común entre hermanos, no es una relación entre chicas, no sé bien qué es, pero me encanta"

6 comentarios:

beatus_ille dijo...

Holaa!
Tomo nota de la peli, pinta muy bien y más si la recomiendas.

pregunta: ¿cuántos lugares-sensaciones-sentimientos aún quedan sin nombre ni definición?
¿será verdad que aún hay cosas difíciles de explicar con palabras?

bss

Marta Sanuy dijo...

Con tu primera pregunta seré lacónica: No se. (Sospecho que lo que no tiene nombre es porque aún no lo tiene, y no se si hay algo nuevo)

A la segunda respondería Lezama diciendo que hay que intentar siempre lo más difícil.

Jesús Alonso dijo...

Iré a verla.
Me ha gustado eso de que se puede resultar a la vez imprescindible y desapercibida.

Dia :) dijo...

Yo tambien m apuntaré a verlo, creo.

Marta Sanuy dijo...

Pero os la tendréis que bajar del emule porque es del 2001

Ser imprescindible y pasar desapercibida, eso es intentar lo más difícil claro.

Dia :) dijo...

Pues ahora lo pongo a descargar :)